Detenido por cortar el cuello a un vecino

0
164

Du­ran­te el fin de se­ma­na ocu­rrió un tre­men­do en­fren­ta­mien­to que por po­co ter­mi­na en una tra­ge­dia, cuan­do un hom­bre de ape­lli­do Ca­bral su­frió un pro­fun­do cor­te en el cue­llo, pro­duc­to del ata­que de un ar­ma blan­ca ocu­rri­do en un pa­ra­je lla­ma­do To­ro­í. Si bien en su mo­men­to se in­di­có que el pre­sun­to au­tor es­tu­vo pró­fu­go, ayer se pu­do sa­ber que se en­cuen­tra de­te­ni­do en la co­mi­sa­ría de Be­rón de As­tra­da.
El prin­ci­pal sos­pe­cho­so del he­cho fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Hi­la­rion M., de 65 años, quien se­ría una per­so­na co­no­ci­da en aque­lla lo­ca­li­dad co­rren­ti­na, ya que se tra­ta­ría de un mú­si­co cha­ma­me­ce­ro con tra­yec­to­ria, quien ade­más tie­ne fa­mi­lia­res ar­tis­tas.
Se­gún se in­di­có, la Po­li­cía lo de­tu­vo al po­co tiem­po de que ocu­rrie­ra el tre­men­do ca­so, que fi­na­li­zó con la gra­ve le­sión su­fri­da por Ca­bral, que mo­ti­vó que es­te sea in­ter­na­do en la ciu­dad de Co­rrien­tes.
Has­ta el mo­men­to se sa­bía que su es­ta­do era re­ser­va­do y se­guía alo­ja­do en el hos­pi­tal Lla­no. En tan­to, fuen­tes de Be­rón de As­tra­da in­di­ca­ron que el hom­bre con­ti­nua­ba de­te­ni­do has­ta ayer.
El ca­so fue ini­cia­do de ofi­cio (es de­cir sin de­nun­cia de por me­dio) por “su­pues­tas le­sio­nes con ar­ma blan­ca”. En ese sen­ti­do, has­ta el mo­men­to no se in­for­mó que ha­ya si­do se­cues­tra­do un cu­chi­llo co­mo evi­den­cia del ca­so. La pe­le­a, se­gún pu­bli­có épo­ca, se pro­du­jo al­re­de­dor de las 19 del vier­nes.

Dis­tin­tas ver­sio­nes
Con res­pec­to al he­cho, pri­me­ro se in­di­có que el en­fren­ta­mien­to se pro­du­jo cuan­do el agre­sor y el dam­ni­fi­ca­do es­ta­ban com­par­tien­do una ron­da de tra­gos, mar­co en el que hu­bo una dis­cu­sión, lue­go gol­pes de pu­ño y fi­nal­men­te el ata­que con cu­chi­llo, que hi­rió un cos­ta­do del cue­llo de Ca­bral, aun­que no lle­gó a afec­tar la gar­gan­ta.
No obs­tan­te, otras fuen­tes sos­tu­vie­ron que apa­ren­te­men­te uno de los pro­ta­go­nis­tas fue di­rec­ta­men­te con la in­ten­ción de ata­car al otro, por mo­ti­vos que no se es­ta­ble­cie­ron.
“A­pa­ren­te­men­te el en­fren­ta­mien­to se pro­du­jo en un ca­mi­no ru­ral, don­de los dos se en­con­tra­ron, y tras es­to se pro­du­jo la pe­le­a”, co­men­tó una fuen­te in­ves­ti­ga­ti­va con res­pec­to al mo­ti­vo del ata­que.
Lo cier­to es que el se­xa­ge­na­rio, sin­di­ca­do co­mo el au­tor de la le­sión, con­ti­núa de­te­ni­do.}

Un ope­ra­ti­vo po­li­cial mon­ta­do en un in­mue­ble ca­pi­ta­li­no fi­na­li­zó con el se­cues­tro de 74 ce­lu­la­res, 18 no­te­bo­oks y 4 ta­blets, cu­ya pro­ce­den­cia no se pu­do jus­ti­fi­car. En ese mar­co fue de­te­ni­da una per­so­na.
Se­gún in­for­ma­ción ofi­cial, el si­tio alla­na­do es­tá ubi­ca­do en el ba­rrio Pon­ce adon­de lle­ga­ron agen­tes de la co­mi­sa­ría Cuar­ta a car­go del ca­so. Di­cho per­so­nal fue asis­ti­do por el Gru­po Tác­ti­co Ope­ra­cio­nal. Lo que se des­cri­bió es que en la par­te ex­te­rior fun­cio­na un co­mer­cio de­di­ca­do a la ven­ta de ele­men­tos de lim­pie­za pe­ro, y en una de las ha­bi­ta­cio­nes es­ta­ba la gran can­ti­dad de ob­je­tos tec­no­ló­gi­cos. Ex­tra­o­fi­cial­men­te se in­di­có que en esa pie­za fun­cio­na­ba una es­pe­cie de ta­ller clan­des­ti­no, pe­ro es­to aún es ma­te­ria de in­ves­ti­ga­ción por par­te de las au­to­ri­da­des que de­be­rán con­fir­mar o des­car­tar la hi­pó­te­sis.
El su­pues­to res­pon­sa­ble del “ta­ller” es quien que­dó arres­ta­do.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here