Con mucha polémica, River le ganó 2 a 0 a Palmeiras pero quedó eliminado

El equipo de Marcelo Gallardo tuvo que remontar el 3 a 0 en contra de la ida y se quedó en la puerta, en un juego donde el VAR fue determinante para el resultado.

0
15

La era del «Muñeco» enfrenta la serie más adversa desde que es entrenador de River Plate. Sin lugar a dudas, el 0-3 de Jorge Willstermann en la ida quedó en un segundo plano por la instancia, el rival y la localía, y ahora en San Pablo tiene que ir por todo en lo que puede ser un desencadenante para la historia.

Para eso, Marcelo Gallardo dispuso de un cambio de táctica para el duelo en el Allianz Parque con la inclusión de Paulo Díaz en el lugar del expulsado Jorge Carrascal y de esta manera regresó la línea de cinco defensores, aunque dadas las condiciones de hoy, Montiel Angileri se sumaron constantemente a la mitad de cancha.

Del otro lado, Palmeiras fue por la clasificación con todo de su lado. El resultado, la condición de estar en casa y una confianza que excedió al club y tiene a los hinchas ilusionados en ir por la segunda Libertadores. Para eso, sin embargo, tuvo que superar las bajas de Gabriel Verón (lesionado) y Patrick De Paula (acumulación de amarillas).

De esta manera, River salió al campo de juego por la hazaña con Franco Armani; Paulo Díaz, Robert Rojas, Javier Pinola; Gonzalo Montiel, Enzo Pérez, Fabrizio Angileri; Ignacio Fernández, Nicolás De La Cruz; Rafael Santos Borré y Matías Suárez.

Por su lado, el local hizo lo propio con Weverton; Marcos Rocha, Gustavo Gómez, Alan Empereur, Matías ViñaDaniloZé Rafael y Gabriel MeninoRony, Gustavo Scarpa y Luiz Adriano.

El partido comenzó como se esperaba. River dominó la pelota desde su salida por decisión de Palmeiras de esperar en su campo y atacar de contra. En los primeros movimientos, Montiel halló espacios, pero sufrió alguna réplicas la visita, que encontró en Armani a un héroe silencioso en un mano a mano con Rony.

Acomodado en la cancha y con los centrales adelantados, llegó la más clara con un remate de Paulo Díaz que fue desactivado por Weverton y de ese tiro de esquina llegó la apertura del marcador. A la carrera, Robert Rojas le ganó a una estática defensa de Palmeiras y de cabeza marcó el 1 a 0 parcial y crece la ilusión.

El primer gol esperado le dio alivio y tranquilidad a los de Gallardo, despertando complicaciones en la defensa del rival que sufrió por las bandas. Angileri se sumó al ataque por la izquierda y complicó con llegadas profundas, pero por la derecha iba a volver a llegar la alegría para el «Millonario».

Nicolás De La Cruz recibió cerca de la esquina del área y metió el centro para Suárez, que falló su remate de cabeza, pero en el fondo apareció Santos Borré a la carrera para vencer al arquero rival y dejar la serie más abierta que nunca, ya que un tanto más de River lo mete en los penales y con dos, obliga al local a marcar por duplicado por la diferencia de visitante.

La segunda parte arrancó de la misma manera. A los segundos, De La Cruz tuvo un tiro libre que salió cerca del palo, pero a los seis llegaba el momento del temblor. Montiel cerraba un centro pasado para estampar el 3 a 0 y hacer delirar a todo River, pero el VAR lo iba a anular por un offside de Borré en el inicio de la jugada.

La insistencia de la visita por la clasificación persistió en el partido y Weverton empezó a sufrir. Sin embargo, todo parecía derrumbarse cuando a los 72 minutos Robert Rojas veía la segunda amarilla y dejaba al equipo con 10, que igualmente insistía y llegaba la segunda polémica de la noche.

Suárez caía en el área ante una infracción y Ostojich marcaba penal. Cuando Montiel se disponía a patear, el VAR llamó al uruguayo que, tras ver la repetición, decidió anularlo de manera correcta, cortando el envión «millonario».

Con cabeza en alto y yendo por todo, River encontró nuevamente la chance de poder pelear por un gol desde los 12 pasos. El árbitro revisó una jugada por un posible penal a Rafael Santos Borré, pero luego fue desestimado por una posición adelantada del colombiano, en un partido donde el video aribtraje dejó mucho que desear en su funcionamiento.

Sin tiempo para más, la visita quedó al borde de la hazaña y se despide con la cabeza en alto de la competencia. Del otro lado, Palmeiras solamente se llevó el triunfo por empuje y aguante y de esta manera es el primer finalista de la Copa Libertadores 2020, que se cerrará en el Maracaná.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here