Roland Garros: Schwartzman derrotó a Thiem, es semifinalista y será Top 10

Si el "Peque" consigue vencer este martes austríaco, se meterá entre los diez mejores del mundo por primera vez en su carrera.

0
28

En la continuidad de una jornada que amaneció repleta de emociones para los argentinos de la mano de Nadia Podoroska con su histórico pase a las semifinales de Roland Garros, Diego Schwartzman se mide ante el austríaco Dominic Thiem por los cuartos de final del Grand Slam parisino. El partido comenzó alrededor de las 10.30 y es televisado por ESPN.

El encuentro tuvo un arranque intenso y a puros palazos de ambos lados. Recién en el sexto game, el número 3 del mundo logró quebrar el saque del argentino y sacar la primera ventaja (4-2). Pero el Peque pudo reaccionar rápidamente y en el siguiente juego recuperó el quiebre. A pesar de que los dos tuvieron chances de sacarse ventajas, estiraron la definición al tie break y allí Schwartzman fue contundente. Se adelantó 5-0 y más allá del pequeño achique del europeo (5-1), sentenció el set con un 7-1.

Lejos de mostrarse golpeado, Thiem comenzó el segundo parcial con un quiebre que luego confirmó con su saque para tomar la ventaja inicial (2-0). Luego de unos minutos de parate por lluvia, la acción volvió con Schwartzman recuperando el quiebre (3-3) y ganando su game para adelantarse 4-3.

En un noveno game extenso y a puro palo y palo, el Peque logró evitar tres break points en contra para adelantarse por 5-4. Sin embargo, el austríaco volvió a pegar en los momentos claves («Es increíble, estoy haciendo todo bien, pero no puedo…», comentaba el argentino mirando su equipo) y cuando parecía que el set se encaminaba a un nuevo tie break, consiguió igualar el partido con un 7-5.

Las buenas sensaciones continuaron en Thiem, que quebró el servicio del argentino apenas comenzado el tercer set. Pero Schwartzman enseguida le frenó el envión, recuperó el quiebre y concretó nuevo break para adelantarse 3-1.

A pesar de que el austríaco recuperó el quiebre (3-3), el Peque continuó sólido y volvió a encadenar un nuevo break tras quedarse con su servicio para ponerse 5-3. De hecho, cuando estaba 5-4, el argentino tuvo una posibilidad de cerrar el set, pero el austríaco la pudo levantar para igualar las cosas en 5-5.

En medio de un juego con mucha intensidad, el set se definió en tie break. Thiem soltó el brazo y arrancó estableciendo una ventaja de 5-1. Aunque Schwartzman le puso suspenso a la definición, el europeo terminó pasando al frente en el marcador con un 7-6 (8-6).

Con el envión de la victoria en el tercer parcial, el favorito comenzó de la mejro mejor manera la cuarta etapa, quebrando el saque del argentino para iniciar 2-0. Sin embargo, en el peor momento del «Puque» llegó la respuesta y con dos quiebres consecutivo se puso 4-2 por delante en el marcador y la ilusión de consolidar un quinto set.

La ventaja se extendió hasta el 5-3 con el servicio de Thiem, que fue contundente en su juego y una vez más Schwartzman tenía la oportunidad de cerrar. El buen comienzo del décimo game lo puso 5-4 y 40-0 con el saque, pero el astríaco sacó lo mejor como en el segundo y tercer set para recuperar y levantar cuatro set points y establecer el 5-5.

Cuidando ambos su servicio, el 6-6 llevó al tercer tie-break de la tarde noche en París. En el comienzo del palo por palo, mantuvieron la paridad con tres mini quiebre de cada lado, lo que llevaron a Schwartzman a tener la ventaja del primer set point con el 6-5 y el saque de su rival y lo pudo cerrar para extender el juego a un quinto set, cuando se cumplieron 4 horas y 34 minutos.

Con el peso del partido en las espaldas y el cansancio notorio en ambos jugadores, las ventajas tardaron en llegar para unos y otros y recien en el sexto game llegó el primer quiebre. Tras estar 3-2 arriba, el argentino se quedó con el saque de Thiem para el 4-2 y con la victoria de su servicio se puso 5-2 arriba y en el siguiente game contó con su primer match point para cerrar el juego sin la presión de los otros sets y así se metió en el Top 10 por primera vez en su carrera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here