Tropezón no es caída

0
40

En su segunda presentación en el Mundial Femenino, Argentina perdió 1-0 con Inglaterra pero sus chances de avanzar a octavos siguen intactas: en la última deben vencer a Escocia, última del grupo. La arquera Correa atajó un penal y fue la gran figura.

Luego del histórico empate contra Japón en el debut, Argentina le dio pelea a la poderosa Inglaterra pero cayó 1-0, en un partido que demandó mucho esfuerzo para igualar la calidad de las británicas. Con una Vanina Correa gigantesca bajo los tres palos, sin dudas la figura de la cancha, las chicas dejaron todo y ahora deben pensar que un tropezón no es caída: si le ganan a Escocia en la última fecha siguen con chances intactas de meterse en los octavos de final.

El partido se planteó de entrada para aguantar a Inglaterra, tercera en el Mundial 2015 y semifinalista de la Eurocopa 2017. Argentina empezó a sufrir con las pelotas paradas trabajadas en el laboratorio, pero las inglesas encontraron una pared en Correa, que incluso le atajó un penalazo a Parris.

Sin embargo, en una de las pocas ocasiones en las que el equipo de Borello pudo desplegarse en ataque, las inglesas las agarraron mal paradas y abrieron el marcador de contragolpe, por medio de Taylor, que empujó al gol cuando Correa ya había quedado fuera de combate.

Esta vez Banini no pudo hacer pesar tanto su magia, Jaimes quedó aislada arriba con muchas marcas y un remate lejano de la ingresada Larroquette fue lo más peligroso de Argentina

Con este triunfo, Inglaterra se metió en octavos y cerrará el grupo con Japón, partido que puede ser clave para las aspiraciones argentinas. Además de los dos primeros, avanzan a la fase mano a mano los cuatro mejores terceros. Se viene Escocia. ¡Vamos chicas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here